Juego de Tronos 6×05: ‘Hold the door!’

Con este episodio llegamos al ecuador de la sexta temporada de Juego de Tronos, en un capítulo que ha sido muy intenso, y que vamos a resumir ahora, advierto que este post contiene spoilers, así que si todavía no has visto el episodio corre a verlo, o escóndete en una cueva alejada de internet para no tragarte los muchos spóilers que pueden salir de este episodio.

Estrategia de guerra

Meñique llega al castillo negro ofreciendo su ejército a Sansa, que traumatizada todo lo vivido con Ramsay Bolton por culpa de meñique, rechaza, niega su perdón e incluso le dice que podría matarle, cosa que finalmente no hace.

Por otra parte John y su ejercito hacen números y estrategia para reunir un ejercito capaz de tomar Invernalia, o al menos, digno de intentarlo, tras ver que los números son algo negativos para ellos, Sansa le propone a John emplear el ejercito que Meñique le ha ofrecido anteriormente, pero ocultando la procedencia de ese ejército, John lo acepta, y todos se sienten contentos y capaces.

Una chica no está preparada

Jaqen H’ghar ordena a Arya realizar una misión, que será su última oportunidad para servir al Dios de muchos Rostros, si falla, su cara formará parte de los muros del templo. La misión consiste en envenenar una actriz que participará en la representación a la que ella ha de asistir y que la hará flaquear.

En la representación aparece Nedd Stark, el padre de Arya, del cual se mofan, y terminan decapitando, como sucedió en realidad. Arya que pretende no ser nadie, flaquea, sigue recordando que es Arya Stark, y odiando a quienes hirieron a su familia.

Machismo en las Islas del Hierro

Las Islas del Hierro están sin rey tras la muerte de Balon, para ocupar el trono se ofrece Yara, apoyada por Theon, y tras un rato de díalogo, también por los habitantes de las Islas, lo que no se esperan es que su tío Euron aparezca, y así lo hace, alegando que una mujer no puede ocupar el trono de sal, y propone construir una gran flota que ofrecerá a Daenerys.

Friendzone

Sir Jorah el Ándalo, desde su eterna friendzone, confiesa a Daenerys su amor, acompañado de otra confesión, está enfermo por la psoriagrís, así que ha de marcharse, y cuando se da la vuelta, Daenerys, emocionada por ambas confesiones, le ordena buscar una cura, alegando que va a necesitar a Sir Jorah cuando esté en el trono.

Tyrion busca apoyos

Mientras tanto en Mereen, se hace balance de personas que han muerto desde la propuesta de Tyrion sobre los esclavos, y efectivamente el balance es bastante positivo, sin embargo Tyion busca un apoyo más, alguien a quien el pueblo respete, y para esto, pone su ojo en la Suma Sacerdotisa del Templo Rojo en Volantis, Kinvara, que apoya a Daenerys, así que acepta la oferta de Tyrion.

Hold the door!

Llegamos a la parte más dolorosa de todas, al menos para mí.

Bran tiene un sueño, y en el sueño, es tocado por el Rey de la Noche, gracias a lo cual, los caminantes van a poder encontrarlo, tras eso el cuervo le dice que ha llegado el momento de que Bran se convierta en él, también le dice que no está preparado…

Ahora es cuando Juego de Tronos se convierte por un momento en the walking dead. Los caminantes llegan donde Bran y sus compañeros se refugian, su ejército se despliega ante ellos, Meera intenta despertar a Bran sin éxito alguno. Bran está inmerso en una visión junto con el cuervo en la que entre otros, aparece el jóven Hodor. Meera sigue intentando despertar a Bran mientras los niños del bosque tratan de frenar fracasadamente a los Caminantes Blancos, y Meera le grita que por favor se meta en Hodor, así lo hace, todos salen corriendo, y Verano se sacrifica para distraer a los esqueletos (pausa para secarme las lágrimas). El Rey de la Noche clava su espada al cuervo, matándolo, esto hace que desaparezca del sueño de Bran. Otro niño del bosque se sacrifica por el grupo para distraer al ejército del Rey de la Noche, y el grupo encuentra una puerta difícil de abrir, pero que finalmente Hodor abre, y aquí llega el momento… Hodor sujeta la puerta mientras escucha los gritos de Meera que le dicen “¡Sujeta la puerta!”, esto es mejor contarlo en inglés para que tenga sentido; Hodor sujeta la puerta mientras escucha “Hold the door! Hold the door!”, estos gritos llegan al Hodor de la visión de Bran, haciendo que Hodor las repita una y otra vez “Hold the door! Holdtdoor! Holdoor!” y finalmente “Hodor! Hodor!”, la única palabra que Hodor dice.

Poco a poco, los caminantes van rompiendo la puerta y… bueno, lo que pasa con Hodor podéis suponerlo. 🙁

¡MIRA EL PRIMER Y ÉPICO TRÁILER DE LIGA DE LA JUSTICIA!


Política de cookies | Aviso legal | Contacto