Juego de Tronos 6×03: Mi guardia ha terminado

Esto es una review del tercer capítulo de la sexta temporada de Juego de Tronos, si todavía no lo has visto, debes saber que esta review contiene spoilers.

A diferencia del primer capítulo, las cosas se están poniendo interesantes. Está confirmado, John Nieve ha resucitado y Arya Stark está cada vez más cerca de ser “Nadie”.

John Nieve termina su guardia

En el castillo negro, John Nieve ha resucitado y se encuentra cara a cara con quienes le traicionaron, condenados a morir, y será el quien haga de verdugo. Tras hacerlo, anuncia que su guardia ha terminado y se pone en camino a lo que creemos que es la toma de Invernalia, junto con los salvajes y los que eran los hombres de Stannis.

Daenerys en La Casa de las Viudas

Daenerys, como esposa de Khal es llevada a La Casa de las Viudas con las otras viudas de otros Khals, donde se le echa en cara que no acudió a ellas cuando Khal Drogo murió. Ahí ha de esperar su destino, y es avisada de que lo mejor que le puede pasar es que haya de quedarse allí de por vida

Arya sabe defenderse

Arya, que ya no es Arya sino la chica sin nombre, ha sido capaz de luchar y estar a la altura de su adversaria a pesar de su ceguera, y recupera la vista, lo que parece indicar que su entrenamiento ha terminado.

Cersei sin apoyos en el consejo

Mientras Tommen se reúne con el Gorrión Supremo intentando sin suerte que este deje en paz de una vez por todas a su madre, Cersei intenta reunirse con el consejo pero estos se van, dandole un plantón absoluto. Al menos tiene a Sir Gregor.

Rickon Stark, bienvenido de nuevo

Rickon Stark vuelve a Invernalia, pero no precisamente de una manera alegre y feliz, sino que es llevado prácticamente como ofrenda a Lord Bolton, junto con la cabeza decapitada de su lobo.

¡MIRA EL TRÁILER FINAL DE 'LA LIGA DE LA JUSTICIA'!

 


Política de cookies | Aviso legal | Contacto