¿Es Watchmen la Biblia Moderna? Por Rodrigo Sánchez Nieto – Parte 2

Antes de nada te invitamos a leer la primera parte de este artículo.

Encarnación de personajes bíblicos en personajes de Watchmen

Rorschach

Es, como al principio dije, el Evangelista del cómic. Pero también encarna otra figura, y es la de Judas Iscariote. Cuando el plan de Ozymandias se ha cumplido y Nueva York ha perecido a causa de un ser extraño, Rorschach, Espectro de Seda, Búho Nocturno y el doctor Manhattan están en el refugio de Adrian Veidt. La masacre ya ha acaecido y el mundo entero cree que ha sido a causa de seres de otro planeta, lo que hará que se firme la paz y se trabaje unidos para rechazar la posible invasión. Pero todos los que están con Ozymandias saben la verdad, saben que ha sido él y, finalmente, todos lo aceptan…todos menos uno. Rorschach quiere traicionar a Adrian en pos de la verdad y la justicia -su saco de monedas- y contar lo que ha ocurrido realmente. Judas Iscariote, en la Biblia, acaba suicidándose ahorcándose en una higuera. Walter Kovacs tiene un final parecido: sale decidido a destapar el plan de Ozymandias, pero eso es algo que el doctor Manhattan no puede permitir, e intenta detenerle. Conversan brevemente y Rorschach finalmente acaba pidiendo a gritos a Osterman que acabe con él y este, por supuesto, lo hace. Pedir a un ser supremo que te mate, sabiendo la frialdad del mismo y que acabará haciéndolo, es un tipo de suicidio poco común.

Espectro de Seda I (Sally Juspeczyk) y Espectro de Seda II (Laurie Juspeczyk)

Ambas, madre e hija, encarnan al personaje de María Magdalena. Las dos mujeres se enamoran de “Jesucristo” -en el caso de Sally de una parte de su Trinidad- y de alguna manera son salvadas. Pese a la violación que comete el Comediante a Espectro de Seda I cuando forman parte de los Minutemen, ella le quiere y tiene una hija suya, Laurie, la salvación de Sally. Por su parte Espectro de Seda II es salvada por el doctor Manhattan cuando este la abandona y así descubre el amor que siente por Dan Dreiberg (Búho Nocturno II).

El Comediante

Quizá la encarnación más curiosa. Como hemos dicho, es una parte de la Trinidad, una fracción de Dios, perteneciente al cielo. Pero también es un ángel caído, Lucifer. El ángel Luzbel, en la tradición bíblica , fue expulsado del cielo por creerse semejante a Dios, y pasó a convertirse en Lucifer. Es parecido a lo que le pasó a Edward Blake, siempre se ha tomado la justicia por su mano, en Vietnam jugó a ser Dios y eso es lo que propició su caída y transformación en el mayor opositor de la divinidad cristiana: Satanás. No hay más que ver la viñeta de Blake en Vietnam con el lanzallamas para entender esta simbiosis.

Jon Osterman

Como ya he explicado, para mí el doctor Manhattan es Jesucristo y me gustaría dar algunos detalles que apoyen más esta teoría. El padre de Jesús tenía un oficio artesano al que su hijo se dedicó en un principio, era carpintero. De la misma forma que el padre de Jon, que era relojero. Trabajo cuyo hijo sigue desempeñando hasta que cae la bomba de Hiroshima y eso lo cambia todo.
Sigamos desarrollando más al personaje: cuando la clepsidra de cristal está volando por encima del terreno marciano, Laurie se siente mareada y necesita beber y pregunta a Jon qué hay en una botella que está encima de una mesa. A lo que Jon contesta: “¿Qué quieres que haya?” y Laurie pide agua. Es curioso que no llene un vaso normal, sino un recipiente que tiene forma -además de reloj de arena- de cáliz. Y la viñeta en la que lo está llenando, con la cara de Espectro de Seda asombrada, recuerda al momento de la comunión en una misa tradicional.
Otro dato representativo: al evaporar a Rorschach y observar como Laurie Juspeczyk y Dan Dreiberg yacen desnudos tras haber hecho el amor -he aquí a María Magdalena salvada-, el doctor Manhattan, atraviesa la habitación por el estanque: caminando por encima del agua, como Jesús en el mar.

Y, por supuesto, la manera que tiene de matar nos recuerda totalmente a Dios. Al doctor Manhattan le basta con señalar algo para que desaparezca -lo vemos en la viñeta de Vietnam, cuando es un gigante o en la que transcurre en el antro clandestino de Moloch, o en la propia muerte de Walter Kovacs-. Además siempre lo hace de la misma forma: con el índice levantado, apuntando. Como el dedo acusador del dios cristiano tantas veces representado.

Pasajes bíblicos convertidos en viñetas

La ballena se traga a Rorschach

Walter Kovacs, en su papel de profeta, se convierte en este episodio en Jonás. Jonás era un adivino que desobedece la orden mandada por Dios de ir a predicar a los ninivitas y se embarca en un viaje por mar. Por supuesto Dios le castiga y hace que naufrague y que una ballena se lo trague vivo, y más tarde lo expulse en una playa.
Rorschach también desobedece, intentando descubrir el plan de Veidt -recordemos, parte de la Trinidad- y esto tiene que ser castigado por Ozymandias. Así nuestra encarnación de dios le tiende una trampa -castigo- en casa de Moloch y acaban encarcelándole. La cárcel representa la ballena, aquel lugar del que siempre ha querido huir, pero que por culpa de un castigo divino acaba por tragárselo. Cuando Espectro de Seda y Búho Nocturno acuden a rescatarlo es cuando la ballena vomita a Jonás en tierra seca.

Cuarenta días en el desierto de Marte

El acontecimiento en el que Jesús se va a meditar al desierto durante cuarenta días y allí es tentado, también tiene su reflejo en Watchmen.
Marte es llamado el planeta rojo, además su superficie es muy arenosa, con ondulaciones en el terreno y montañas que parecen dunas, casi igual que un desierto. Aquí es donde se va el doctor Manhattan tras la rueda de prensa donde es acusado de provocar cáncer a sus seres queridos. Se retira al principio del cómic y pasa gran parte del mismo allí. Durante este tiempo es tentado por él mismo en forma de reflexiones. Todo lo que recuerda, su vida pasada, la relación con Janey Slater, cuando conoció a Laurie, etc. son las tentaciones que le distancian cada vez más de salvar a la humanidad.

Es, finalmente, cuando llega su María Magdalena -Espectro de Seda- el momento en el que decide salvar a la humanidad y tomar parte. Esto ocurre hacia el final del cómic.

Cristo es crucificado y Adrian Veidt atrapa una bala

Como representación del Hijo que es, Ozymandias tiene que ser crucificado. El momento de la crucifixión en Watchmen es complejo, pero existe:
Cuando los romanos condenan a Jesús a la pena de muerte por crucifixión es un momento sumamente importante, pues es el momento en el que legitiman el poder de Cristo. Con este acto de tortura, materializan su doctrina, pues es el sacrificio que se necesitaba para salvar a la humanidad. Algo parecido ocurre con Veidt.

Cuando Laurie Juspeczyk dispara y da de lleno a Ozymandias, este cae y parece muerto, sacrificado. La bala iba directa al corazón, nada que ver hasta el momento con Jesús que fue clavado por las manos -aunque en realidad tuviera que haber sido por las muñecas- a la cruz. Pero es que la bala no ha llegado a perforarle el tórax, ha conseguido atraparla con la mano, dejando los estigmas en ambas palmas.

Lo más importante viene a continuación, con la aparición del doctor Manhattan. Este espacio de tiempo en el que parece que Veidt ha muerto era el que necesitaba para que su plan se llevase a cabo y salvar a la humanidad. Como Jesucristo, su muerte y resurrección -podemos decir que muere con el disparo y resucita al darnos cuenta de que ha atrapado la bala- ha servido para salvarnos. Y, como en el caso de Jesús, los romanos lo aceptan y abren los ojos, aquí los demás personajes -Laurie, Dan y Jon- también acaban por aceptarlo. El sacrificio real que hace Ozymandias es la ciudad de Nueva York, la crucifixión, aquí, simplemente es algo simbólico.

Con todo esto llego a la conclusión de que la religión cristiana avanzaría mucho si en sus misas se usase como libro sagrado Watchmen. Como he intentado demostrar, es perfectamente plausible.

Y solo me queda decir que ha sido francamente fascinante desarrollar esta hipótesis que, en un principio, me parecía imposible releyendo, además, uno de mis cómics favoritos. Una experiencia realmente gratificante.

Por Rodrigo Sánchez Nieto.

¡MIRA EL PRIMER TEASER-TRÁILER DE BLACK PANTHER!


Política de cookies | Aviso legal | Contacto