Crítica Flash 3×18: Abra Kadabra

Abra Kadabra introduce en The Flash al villano que da nombre al capítulo, un poderoso meta-humano que pareciese atacar en base a trucos de magia, cuando realmente está usando tecnología de punta del siglo 64. Ah, y además conoce el futuro de Barry y la verdadera identidad de Savitar. Bastante que procesar, ¿no? David Dastmalchian  interpreta este nuevo villano de manera muy interesante y retorcida. Para los observadores, él interpretó uno de los secuaces del Joker en The Dark Knight, y al amigo de Scott Lang en Ant-Man, por lo que no es ningún novato en el género. Debo decir que me gustó mucho este nuevo antagonista, y espero verlo más veces en la serie. Tiene hasta el potencial para ser un antagonista principal para una temporada completa (yo creo que varios acá estamos cansados ya de los velocistas).

Un personaje que regresa es Gypsy, el amor platónico de Cisco Ramón, cuya presencia trae consigo una difícil decisión para Barry: ¿hasta qué punto es capaz de llegar para salvar a Iris de su futuro? Si bien el dilema ético presentado a Barry es interesante, siento que no fue explayado lo suficiente. Más bien, fue resuelto de manera poco controversial, ya que al parecer los guionistas decidieron asegurarse dejarle a Barry la decisión correcta y no dejar ir a Kadabra a cambio de la identidad de Savitar. En lugar de ello, es Joe quien actúa impulsivamente y deja ir al malvado.

Me hubiese gustado que el episodio fuese una historia contada en 2 partes, para desarrollar un poco más al villano. El capítulo podría haber terminado con Joe dejándolo ir libre y causando alguna tragedia potencial que el equipo tuviese que evitar en la continuación. Sin embargo, Kadabra es apresado minutos después por el equipo, disminuyendo por completo el peso de la difícil decisión de Joe.

Soy capaz de perdonar todo lo anterior únicamente por el shockeante diálogo final entre Barry y Kadabra, en el que él le pide encarecidamente que encuentre un poco de bondad en su corazón y le ayude a salvar la vida de la persona que ama. Y acá es donde se pone interesante la cosa. Ostentando toda su labia, vemos el lado realmente sociópata de Abra Kadabra, declarándose enemigo eterno de Flash y disfrutando poder estar matando indirectamente a Iris. Es un momento para el recuerdo de la temporada, y la razón por la que creo que volveremos a ver a Kadabra en algún momento. Además, parece ser muy importante al conocer tanto sobre el futuro.

No podría olvidar mencionar el intenso final del episodio, donde Caitlin sufre un ataque repentino luego de una sufrida operación y Julian decide, contra todo sentido común, romper el collar que evitaba su transformación en Killer Frost. Ocurrió lo que todos veíamos venir: la eventual transformación de Caitlin en la villana (porque sí, aparentemente algunos metahumanos simplemente se vuelven malvados como efecto secundario de sus poderes, *facepalm*). Pero olvidándonos un poco de la rídicula explicación sobre su transformación, la escena es bastante simbólica en sí. Vemos la muerte literal de Caitlin Snow en la camilla de S.T.A.R. Labs, sólo para verla renacer como la malvada Killer Frost. ¿Será realmente el fin de Caitlin como la conocemos? Sólo el tiempo lo dirá.

¡MIRA EL NUEVO TRÁILER DE THOR: RAGNAROK!


Política de cookies | Aviso legal | Contacto