Crítica Flash 3×08: Invasion

Nunca es fácil montar un crossover y lograr balancear una cantidad gigante de personajes y contar una buena historia al mismo tiempo. Los productores del Arrowverse lo saben: tuvieron un gran resultado con los primeros crossovers de Arrow y Flash pero tambalearon un poco en la antesala de Legends of Tomorrow durante sus temporadas pasadas, donde la cantidad de personajes dificultó un poco la ejecución final, y todo pareció medio apresurado y desordenado. Afortunadamente, esto parece no ocurrir con “Invasion”, donde curiosamente hay más personajes involucrados aún (¡10 superhéroes y sus respectivos aliados!), pero donde la ejecución final es magnífica: todos tienen su momento para brillar y las dinámicas entre los personajes son la gran fortaleza del capítulo.

Invasion” logra continuar con la trama principal de Flash mientras incorpora el tan anhelado elemento del crossover entre las 4 joyas de la CW. Es así como logra desarrollar un poco más la subtrama del dilema que tiene Wally por la aprensión de Iris y Joe sobre sus poderes, y logra incorporarlo adecuadamente en un momento en que Oliver y Barry están en un aprieto más o menos grande.

Al mismo tiempo, el capítulo logra establecer un puente no menor entre el dolor de Barry por haber creado Flashpoint (y las repercusiones que esto tuvo con sus cercanos) y la cinta que encontraron Jax y Stein en Legends of Tomorrow, cinta que hace tiempo están anunciando y que, yo por lo menos, moría de curiosidad por saber qué contenía (resultó no ser tan impactante como pensaba, pero aún les doy el beneficio de la duda al respecto, pues parece que no es un tema que esté zanjado). La desconfianza del equipo recién armado hacia Barry después de sus acciones es un tema interesante que desarrolla el capítulo, y cabe preguntarse si la dinámica entre Barry y sus amigos volverá a ser la misma o no.

La inclusión de Supergirl es otro punto fuerte del capítulo. Kara llega con todo su carisma y energía al mundo un poco más sombrío donde habitan Oliver y Barry, pero manteniendo su usual encanto y alegría que la caracterizan, llenando de color al capítulo. La interacción entre Supergirl y Heat Wave, en particular, es genial (ojo con el apodo que le da Mick a Kara, a mí se me escapó una risa).

La acción es lo que uno esperaría de cualquiera de las series de la CW, donde visualmente las batallas son muy llamativas. El punto fuerte de este episodio, sin embargo, y la razón por la cual es un tan buen crossover, es que todos los personajes tienen un espacio para destacarse, y sus interacciones son la parte más entretenida. ¿Qué le faltó? Quizá desarrollar un poco más a los Dominators, los malvados alienígenas que unen a este tremendo equipo, pero asumo que habrá espacio para ello en los dos capítulos que faltan.

 


Política de cookies | Aviso legal | Contacto