Conoce la historia del traje de Spider-Man

Intrigados por la similar situación en la que se encontraban los ayudantes de los superhéroes, Stan Lee y Steve Ditko decidieron crear por primera vez un héroe principal con rasgos de ayudante, es decir, adolescente. Este nuevo héroe debía enfrentarse con  los criminales de la ciudad, así como lidiar a la vez con la caótica vida de un ignorado adolescente, y por si fuera poco, siendo además huérfano.

Spider-Man apareció por primera vez en el número 15 de Amazing Fantasy, disfrutando de superpoderes como: gran agilidad, flexibilidad, la capacidad de engancharse a la mayoría de superficies gracias a la aparición de miles de minúsculos pelos característicos en la araña que crean contacto entre éste y la superficie, así como un “sentido arácnido” capaz de avisarle cada vez que esté en peligro. Más tarde, Peter Parker logra crear un dispositivo para disparar telarañas de su muñeca, cuya fórmula exacta se desconoce, pero se relaciona con el nylon.

El primer encargado de dibujar esta historia fue Jack Kirby, diseñando éste un arquetipo de superhéroe musculoso y confiado, parecido al Capitán América. No encajando este diseño con la personalidad de Peter Parker y la idea de Lee, el encargo pasó a Steve Ditko, dando éste la imagen definitiva del primer Spider-Man, figura que todo el mundo reconoce.

Sin embargo, debido a opiniones distintas entre Ditko y Lee en relación con el personaje, a finales de los años 60 Ditko es sustituido por John Romita Sr., diseñando lo que llegó a ser la mejor etapa de Spider-Man, gracias al nuevo planteamiento que éste da no solamente al protagonista, sino también a los villanos y distintos personajes secundarios, convirtiéndolos con su célebre dibujo en un icono de la cultura pop.

En la década de los 80, Marvel realizó unas competiciones entre aspirantes a diseñadores, en donde el fan Randy Schueller envió la sugerencia de que el nuevo traje fuese creado por el personaje Reed Richards (Sr. Fantástico de los Cuatro Fantásticos) y Janet Van Dyne (la Avispa), dando lugar al diseño de Venom, presentando pequeñas diferencias en cuanto a la figura que conocemos hoy en día.

En cuanto al origen del traje, encontramos distintas teorías:

  1. En el tomo #251 de Amazing Spider-Man, éste es transportado en algún lugar lejano del espacio profundo, apareciendo en el siguiente tomo (#252) en mayo de 1984 con el traje de color blanco y negro, el cual modificaba su aspecto dependiendo de sus pensamientos. También se le introdujo una especie de “bolsillos invisibles” en los cuales Peter guardaba su cámara.

2. En el tomo #8 de Marvel Super Heroes Secret Wars, Peter acaba con el traje destrozado, por lo que Thor le recomienda que utilice la máquina de la “habitación de al lado”, la cual te fabrica el traje de acuerdo a tus ideas de diseño. Y aquí es donde empiezan los problemas. Spider-Man entra en dicha habitación, en la cual hay un considerable número de máquinas, todas desconocidas por éste. Acaba sin embargo entrando en una, la cual libera un orbe negro de textura babosa. A pesar de desconocer dicha materia, Peter la toca y examina quedando muy impresionado, detectándolo la masa y expandiéndose y destruyendo el harapiento traje que Peter llevaba.

En los inicios de este diseño, el traje no tenía ningún efecto alienígena, es decir, no afectaba la personalidad de Peter Parker, solamente hacía que se sintiese más cansado. Sin embargo, con el tiempo el traje se fue volviendo cada vez más raro, por lo que Spidey le pide a Reed Richards que le eche un vistazo. Éste descubre que el traje es engendrado por simbionte alienígena, cautivando rápidamente el traje.

Desde ese momento Peter lleva un tiempo el traje clásico rojo y azul, hasta que Felicia Hardy (o la Gata Negra) le regala un traje negro porque le parece más atractivo, vistiéndolo hasta 1988.

El traje sin embargo escapa, intentando aferrarse de nuevo a Peter Parker, el cual lo rechaza y en una pelea entre éstos Peter cree destruirle en una iglesia.

Aunque ni mucho menos, ya que en el tomo #300 de Amazing Spider-Man, éste se enfrenta a Eddie Brock, al cual se le aferra el traje alienígena, dando así vida a Venom.

“Puedes llamarme Venom, por eso es por lo que me pagan para escupir en estos días”

Es entonces cuando Spider-Man abandona el traje negro y vuelve al clásico de color rojo y azul.

El 1 de agosto de 1990, McFarlane redefinió el diseño de Spider-Man consiguiendo con ello la venta de tres millones de ejemplares solamente del primer número, convirtiéndose así en el cómic más vendido de la historia. La gente llegó a pagar más de 20$ por simples copias.

En 1994 se lanza La Saga del Clon, en la cual se nos presenta a Ben Reilly o la Araña Escarlata, clon de Peter Parker. Ben no tenía solamente el aspecto y las habilidades de Peter, sino que eran réplicas exactamente iguales, compartiendo éstos recuerdos, sentimientos, y superpoderes. Esto lleva a una confrontación entre los protagonistas, llegando incluso Peter Parker a dudar de su identidad.

Originalmente con este personaje pretendían sustituir a un envejecido y estable Peter Parker por un nuevo inseguro y joven Ben Reilly para atraer a más lectores adolescentes. A pesar del desarrollo psicológico de los personajes y de la no sencilla idea, los fans del superhéroe no quedaron muy contentos con los nuevos planes, durando la figura de Ben solamente un año.

En cuanto a la última aparición del nuevo Spider-Man en el reciente tráiler de Capitán América: Civil War, lo único que puedo decir por el momento sin sacar a la luz mi mala opinión al respecto (ups), es que éste rompe con la estética de sus anteriores apariciones en el cine, con una mayor digitalización del uniforme, el uso de unos colores más vivos, ojos más pequeños y el llamativo movimiento de éstos.

Muchos se han atrevido a compararlo con el diseño de Alex Ross (contratado en numerosas ocasiones por McFarlane).

Otros diseños:

En Civil War (2006) Tony Stark le diseña un traje cibernético que Spider-Man utiliza un tiempo.

En Fundación Futuro (2010) Spider-Man forma parte del grupo de Los Cuatro Fantásticos, los cuales por ciertos sucesos (que no revelaré) deciden cambiar su nombre a Future Foundation. Éste cambia su traje por uno nuevo creado con moléculas inestables, el cual cambia de color y forma dependiendo del estado de Parker, pero casi siempre lo encontraremos de color blanco o negro.

Entre las abundantes versiones del superhéroe, también me ha llamado la atención el diseño de Spider-Man Noir, en el contexto socio-histórico de los años 30 en el cual nuestro protagonista sigue haciendo justicia en una Nueva York determinada por la Gran Depresión.

¿Y tú qué opinas? ¿Cuál es tu favorito?

¡MIRA EL ÚLTIMO Y ÉPICO TRÁILER DE WONDER WOMAN!


Política de cookies | Aviso legal | Contacto